El ámbito científico de la formación política:
elementos conceptuales y líneas de investigación
1

Scientific Realm of Political Training:
Conceptual Elements and Lines of Research

O âmbito científico da formação política:
elementos conceituais e linhas de pesquisa

Ramiro Gastón Lobatón-Patiñoa

1 Este artículo se elaboró en el marco del PMI-UCM 1310.

a Universidad Católica del Maule, Chile
rlobaton@ucm.cl

Recepción: 9/12/2015
Envío a pares: 15/02/2016
Aceptación por pares: 08-04-2016
Aprobación: 31/04/2016

10.5294/edu.2016.19.2.5

Para citar este artículo / To reference this article / Para citar este artigo

Lobatón-Patiño, R. G. (2016). El ámbito científico de la formación política: elementos conceptuales y líneas de investigación. Educ. Educ., 79(2), 254-273. DOI: 10.5294/edu.2016.19.2.5


Resumen

El presente estudio analiza la investigación científica en la disciplina de formación política, que se desarrolla en Alemania. Presenta las bases de la formación política como ámbito de estudio científico dentro de la pedagogía. El método utilizado fue el crítico-hermenéutico. A partir del estudio de la literatura contemporánea alemana, se caracterizó el objeto de estudio. La explicación de la formación como ámbito científico se apoyó en tres componentes: la teoría de la formación política, la didáctica política y la praxis. Resultados: el estudio muestra que la teoría de la formación política defiende una concepción de ciudadanía democrática crítica, promoviendo las capacidades y destrezas intelectivas no solo para comprender, analizar y emitir sus juicios políticos, sino también para desarrollar acciones responsables dentro la sociedad democrática. El análisis de la didáctica política recoge el debate teórico, que da cuenta del carácter constitutivo que posee este ámbito científico, apuntando su naturaleza sinóptica y su relación con los conceptos base y de especialidad. Finalmente, se señalan las líneas de investigación desarrolladas dentro de la formación política y sus resultados en Alemania.

Palabras clave

Formación política; competencias de formación política; didáctica política; educación ciudadana; educación alemana (Fuente: Tesauro de la Unesco).

Abstract

The study analyzes the scientific research that has been developed in Germany on the discipline of political training. It depicts the foundations of political training as a realm of scientific study in pedagogy. The critical-hermeneutical method is used, and the objective of the study is characterized based on a review of contemporary German literature. The explanation of training as a scientific field is based on three components: theory of political training, didactic policy and practice. Results: The study shows the theory of political training defends a concept of critical democratic citizenship that promotes intellective capabilities and skills not only to understand, analyze and emit political judgments, but also to develop responsible actions within a democratic society. The analysis of didactic policy picks up the theoretical debate, acknowledging the constitutive quality of this scientific field by pointing to its synoptic nature and its relationship with baseline and specialty concepts. The article ends with an indication of the lines of research developed in Germany within the field of political training and the results.

Keywords

Political training, political training skills, political didactics, civic education; German education (Source: Unesco Thesaurus).

Resumo

Este estudo analisa a pesquisa científica na disciplina de formação política que se desenvolve na Alemanha. Apresenta as bases da formação política como âmbito de estudo científico dentro da pedagogia. O método utilizado foi o crítico-hermenêutico. A partir do estudo da literatura contemporânea alemã, caracterizou-se o objeto de estudo. A explicação da formação como âmbito científico foi apoiada em três componentes: a teoria da formação política, a didática política e a praxis. Resultados: o estudo mostra que a teoria da formação política defende uma concepção de cidadania democrática crítica, o que promove as capacidades e as destrezas intelectuais não só para compreender, analisar e emitir seus julgamentos políticos, mas também para desenvolver ações responsáveis dentro da sociedade democrática. A análise da didática política acolhe o debate teórico, que mostra o caráter constitutivo que esse âmbito científico possui, apontando sua natureza sinóptica e sua relação com os conceitos base e de especialidade. Finalmente, indicam-se as linhas de pesquisa desenvolvidas dentro da formação política e seus resultados na Alemanha.

Palavras-chave

Formação política, competências de formação política, didática política, educação cidadã, educação alemã (Fonte: Tesauro da Unesco).



Introducción

¿Qué saber necesitan los profesores para enseñar formación ciudadana en las escuelas? Con esta pregunta clave se abre en Alemania un campo de estudio específico dentro de la pedagogía, denominado "formación política" (Politische Bildung).

La presente contribución da una mirada analítica sobre la investigación científica de la disciplina de la formación política que se desarrolla en Alemania y que estudian los futuros profesores que impartirán clases de formación ciudadana.2

Abordar el ámbito de estudio científico de la formación política y sus líneas de investigación exige analizar mínimamente tres aspectos, que se encuentran relacionados: la teoría de la formación política, la didáctica política y los resultados que se desprenden de la praxis. Por ello, el artículo se estructura en tres partes.

En la primera se abordan las bases teóricas de la formación política, fundamentando los conceptos teóricos en los que se apoya este ámbito científico. En la segunda se analiza la didáctica política como ciencia sinóptica y los conceptos base de la especialidad. En la tercera parte se presentan los campos de investigación en los cuales se han concentrado las investigaciones de la didáctica política en Alemania, así como los resultados que están generando. Para finalizar, se realiza un balance y se extraen lecciones aprendidas para pensar la formación docente de la educación ciudadana para América Latina.


Bases teóricas de la formación política

El estudio de "la formación política" (Politische Bildung) como ámbito científico se origina en Alemania, y se inicia en la década de los sesenta del siglo XX, caracterizado por un debate teórico no solo en relación con las bases de la formación política, sino también con los principios didácticos, los campos de la praxis, los contenidos, los métodos y medios de la formación política.3

El presente estudio analiza la formación política como objeto de estudio científico, esto implica responder a las cuestiones ¿qué se entiende por formación política? y dilucidar la intencionalidad que subyace en este tipo de educación, es decir, ¿qué busca alcanzar realmente la formación politica?


Una aproximación al concepto de "formación política"

La discusión teórica en relación con la conformación del objeto de estudio de la formación politica se inicia con una disputa, a saber ¿cuál debía ser la ciencia que rija la directriz de la formación política? "Si ella debía ser regida por la ciencia política (Massing y WeiBano, 1995) o las ciencias sociales (GPJE, 2004) o la ciencia de la Democracia (Himmelmann, 2001)" (Lange, 2008b, p. 432). Estas ciencias pretendieron, a partir de su propio objeto de estudio, ofrecer una síntesis conceptual para que la formación política promueva en cada estudiante un conjunto de conocimientos. En el caso de la ciencia política, promover conocimientos básicos de política; en el caso de las ciencias sociales, promover conocimientos y habilidades cognitivas de política, derecho, sociología y economía, y, finalmente, en la ciencia de la democracia se busca promover el conocimiento y funcionamiento de las instituciones democráticas.

La teoría de la formación (Bildungstheorie), así como los aportes de la didáctica general y las didácticas específicas han contribuido de forma significativa a la comprensión del objeto de estudio de la formación política. Detjen (2007), Sander (2008), WeiBeno et al. (2010), Massing (2011) sostienen que la formación política es un "ámbito científico interdisciplinar" teórico-práctico que busca promover la politische Mündigkeit y, con ello, la capacidad de juicio político. En este marco, la formación política se puede definir en los siguientes términos:

En el medio de la formación política están las ciudadanas y los ciudadanos, que a través del fomento de la interpretación y acción de la competencia política hacen posible un estilo de vida determinado en una sociedad compleja. La formación política requiere aprendices capaces, que conozcan, juzguen e influyan la realidad sociopolítica. La competencia del juicio político y la competencia de la acción política de las ciudadanas y los ciudadanos representan una condición para el funcionamiento y la permanencia del sistema democrático. Pero la formación política no tiene como objetivo simplemente la adaptación al sistema, sino que se sitúa en un contexto de un proceso de democratización histórica, que asume una transformación básica y la capacidad de mejora de la realidad encontrada (Lange, 2008b) (traducción propia).

La explicación que hace Dirk Lange sobre la formación política toma en consideración los siguientes componentes: primero anota que el punto neurálgico de la formación son los ciudadanos, y que el contenido de esta educación está en relación con la promoción de capacidades, habilidades y destrezas intelectivas para comprender y analizar la sociedad democrática en la que viven, pero se subraya que este tipo de educación no cae en la adaptación del sistema, sino pretende mejorar la sociedad en la que vive.

Este elemento es clave, pues revela la intencionalidad que posee la formación política; ella —en sentido estricto— se diferencia de otras formas de educación política escolar que tuvieron o tienen por finalidad utilizar la educación como instrumento para legitimar el poder de una minoría, o para adoctrinar a la mayoría de la población o para promover una educación de servidumbre al Estado.

La formación política (politische Bildung) se distancia de la clásica educación cívica, se enmarca dentro de una formación ciudadana democrática y subraya la importancia de la capacidad analítica del estudiante como ciudadano.


La formación política como promoción de la politische Mündigkeit

La meta fundamental de la formación política es promover la politische Mündigkeit. Ahora bien, la noción Mündigkeit es un término complejo. Se puede decir que este concepto se equipara a "la capacidad de dirigir la vida de forma autónoma". Esta comprende la capacidad para la acción responsable, la emisión de juicios propios y la toma de decisiones.

Se sostiene que los estudiantes que desarrollen estas capacidades podrán usar su razón para resolver problemas en situaciones diferentes dentro de las sociedades democráticas. Por ello, la Mündigkeit des Menschen (la autonomía de los seres humanos) se considera como la meta más elevada de la escuela. Toda educación continua y formativa tiene que ser compatible con la Mündigkeit (Detjen, 2007, p. 211).

Los teóricos de la formación política han encontrado las raíces del pensamiento teórico de la Mündigkeit en la Ilustración, particularmente en el pensamiento de Emmanuel Kant. En su texto Was ist Aufklärung, Kant apunta a la idea de superar la dependencia y entrar a la madurez, a partir de la cual los ciudadanos toman sus propias decisiones bajo la razón.

Esta vertiente iniciada por Kant, y que posteriormente será desarrollada por el nuevo humanismo en el siglo XIX y la reflexión pedagógica producida por este, pone al descubierto una categoría clave, Bildung, que en lengua española se traduce como "formación".

La formación tiene como meta fundamental promover la Mündigkeit, es decir, que cada estudiante sea capaz de desarrollar las capacidades para poder administrar independientemente su propia vida. En este marco, la formación política tiene como objetivo promover la competencia fundamental de la politische Mündigkeit, es decir, que cada estudiante sea capaz de desarrollar su propio juicio político, tomar sus propias decisiones y desarrollar su acción responsable dentro de la sociedad democrática.

Un aspecto central que se subraya en la teoría de la formación política es que la politische Mündigkeit se puede realizar solo dentro de la democracia, ella es una condición para promover la participación en toda la sociedad y contribuye a una cultura democrática política.

En esta línea, la formación política se plantea las metas de promover conocimientos del sistema democrático; promover y fortalecer conciencia de la acción democrática y educar al ciudadano como un ciudadano autónomo (mündiger Bürger).

La promoción y concreción de la politische Mündigkeit requiere un trabajo tanto al interior de la escuela como fuera de ella. Esto significa que no es una tarea exclusiva de una asignatura en particular sino, por el contrario, requiere para su consolidación del aporte de las otras asignaturas y del trabajo fuera del ámbito escolar.


Las competencias de la formación política

Los teóricos de la formación política coinciden en que para fortalecer la capacidad democrática en los estudiantes dentro de las sociedades contemporáneas se requiere promover competencias. La noción de "competencia" aceptada dentro del debate teórico de la formación política alemana se apoya en la línea de la psicología del aprendizaje, que en palabras de Weinert,

El término competencia se refiere a capacidades que poseen los individuos o que a través de ellas pueden aprender capacidades cognitivas para resolver determinados problemas, así como estas disposiciones y habilidades motivacionales, volitivas y sociales articuladas se pueden utilizar para solucionar problemas en situaciones variadas con éxito y responsabilidad (citado por Hellmuth y Klepp, 2010, pp. 99-100).

A partir de este concepto se subraya la estructura cognitiva para resolver problemas. Los teóricos de la formación politica han identificado cuatro dimensiones de competencias que permiten operacionalizar la meta principal de la politische Mündigkeit en las clases de formación política en la escuela, ellas son: 1) las competencias del juicio político (politische Urteilsfähigkeit), 2) las competencias de la acción política (politische Handlungsfähigkeit), 3) las competencias metódicas (methodische Fähigkeit) y 4) las competencias relacionadas con el "saber de la especialidad" (Fachwissenskompetenz).

Las competencias del juicio político comprenden:

La capacidad y la habilidad, la disposición a la evaluación por cuenta propia, justificada y adecuada posible y/o valoración basada en las decisiones políticas, problemas y controversias. Cada juicio político basado en una serie de juicios parciales e incluso puede ser parte de un juicio global. Por esta razón deberían adquirir las estudiantes y los estudiantes competencias para hacer algunos juicios y para reflexionar así como para comprobar críticamente los juicios de los otros ("juicios extraños"). Para ello se debe tomar en cuenta, por ejemplo, la calidad del juicio, los intereses, el orden de dependencia así como los impactos (Kühberger, 2010, p. 48) (traducción propia).

Su meta es promover la capacidad cognitiva del estudiante a partir de la formulación de un juicio político, su fundamentación, reflexión y evaluación.4 Lo que significa que no se reduce a emitir opiniones, sino que se exige una evaluación a la estructura formal del juicio.

La formación política plantea, de manera global, las siguientes capacidades en relación con la capacidad de juicio político: 1) dar una estructura compleja al juicio analítico y, con ello, identificar los aspectos centrales; 2) contemplar los fenómenos políticos desde diferentes dimensiones, particularmente desde la dimensión de contenido de la política (policy: contenido), desde el aspecto institucional y jurídico (polity: forma) y desde el aspecto de las relaciones de poder y las tensiones entre las partes opuestas (politics: proceso); 3) reflexionar sobre los efectos de las decisiones políticas, así como sobre las posibilidades, preguntarse también por los efectos no intencionados que están relacionados; 4) analizar controversias políticas actuales, que están en relación con el desarrollo económico, político y social; 5) ver la interpretación concreta de los campos de la política, la economía, la sociedad y el derecho en relación con la educación política básica de la gente, con teorías y modelos de la convivencia humana y el desarrollo de las propias presentaciones a partir del análisis de diferentes posiciones de la historia y el presente del pensamiento político; 6) relacionar las circunstancias políticas, los problemas y las decisiones para reflexionar críticamente acerca de los valores básicos del sistema democrático, y 7) comprender las lógicas y los mecanismos de la escena política de los medios (GPJE, 2004, p. 16).

Por competencias de acción política se entiende:

La capacidad, la habilidad y el desempeño de formular y articular algunas posiciones en cuestiones políticas y entender y retomar las posiciones políticas de los otros así como colaborar con la solución de problemas desde el campo político, económico y social bajo la consideración de las necesidades propias y de las demás. La competencia de la acción incluye una voluntad de compromiso, capacidad de comunicación y tolerancia, es decir, la aceptación. En esencia, se trata de que el estudiante y la estudiante sean capaces de articular intereses, decisiones y opiniones, así como aprovechar las ofertas de las instituciones y decisiones (políticas) (Kühberger, 2010, p. 48) (traducción propia).

La acción política se entiende dentro el marco de la acción política comunicativa y participativa. La meta que busca alcanzar esta competencia política comunicativa es que los estudiantes sean capaces de adquirir conocimientos políticos y emitir sus opiniones políticas; la meta de la participación política es que puedan libremente, como miembros de la comunidad política, participar en las elecciones, en actividades políticas y protestas legales, argumentando sus posiciones.

Entre las capacidades que se pretende promover se encuentran las siguientes, 1) representar convincentemente sus propias opiniones políticas así como la posición de la minoría; 2) estar capacitado para entrar en controversias políticas conflictivas y poder llegar a compromisos; 3) expresar su opinión política a través de la formulación y argumentación de preguntas políticas, económicas y sociales a través de cartas, páginas en Internet y otros medios; 4) reflexionar acerca de su comportamiento de consumidor en relación con las decisiones económicas y 5) ponerse en el lugar del otro y reflexionar sobre las diferencias culturales, sociales e históricas (GPJE, 2004, p. 17). De esta manera, la promoción de las competencias de la acción política articulan argumentos, comportamientos y decisiones.

Las competencias metódicas relacionadas con la formación política comprenden los siguientes rasgos:

La competencia del método en materia política comprende, por una parte, poder disponer de comportamientos y métodos que le permitan articular oral, escrita y visualmente, o en medios de comunicación modernos, juicios políticos y así, en el caso ideal, alcanzar modos de reflexión y autorreflexión de algunas manifestaciones (adquisición/evaluación de la información sobre asuntos pertinentes políticos, sociales y jurídicos que muestran la posición, el dominio de las diversas formas de participación en el discurso político, etc.). Ella comprende, por otra parte, las capacidades, habilidades y desempeños para descifrar manifestaciones terminadas de la política (en diferentes medios, en distintos tipos de textos para públicos diversos, etc.). Con ello, los estudiantes tendrían que aprender a contar con procedimientos que les permitan participar en el discurso con otros y reflexionar sobre las bases de las informaciones (Kühberger, 2010, p. 48) (traducción propia).

La mayoría de las capacidades metódicas de la formación política se desarrollan y entrenan también en otras asignaturas. Aquí pertenecen las competencias de lectura, planificación y organización personal. Existen diferentes formas (como trabajo de grupo, trabajo con el compañero) y técnicas de trabajo (interpretación de cuadros y caricaturas, técnicas de presentación de pesquisas o sondeos, así como la interpretación de textos, la producción de medios y la planificación y realización de proyectos) (GPJE, 2004, p. 18).

Las competencias relacionadas con el "saber de la especialidad de la formación política" pueden describirse como aquellos conceptos de especialidad, categorías, teorías y modelos de interpretación que permiten al estudiante comprender y analizar la situación política, económica, social y cultural dentro de una sociedad democrática, tanto a nivel local como global.

Esta competencia no debe entenderse como un saber enciclopédico, sino, por el contrario, debe entenderse como "un saber conceptual" que permite al estudiante ampliar críticamente su comprensión, los problemas y desafíos que se desprenden de la sociedad en que se encuentra inmerso.

Una vez presentados los rasgos básicos de la teoría de la formación política, pasamos al siguiente punto.


La didáctica política

Desde 1950 se desarrolló en Alemania un "cambio didáctico", que pasó a entender la didáctica no como una especie de disciplina de apoyo para la enseñanza, sino como una "teoría de los contenidos de la formación" (Sander, 2007, p. 23).

Wolfgang Klafki (1991) define la didáctica como "Theorie der zielorientierten Lehr- und Lerninhalte bzw. der Bildungsinhalte". Esto significa que la didáctica es una teoría de la enseñanza y del aprendizaje, ella se ocupa de todos los componentes de la enseñanza, es decir, las metas, los contenidos y los procesos de aprendizaje.

La didáctica general ofrece principios formales que deben traducirse, por ello, en didácticas específicas.

Detjen sostiene que las didácticas específicas son ciencias de la enseñanza y del aprendizaje en diferentes asignaturas. Ellas construyen conocimientos científicos sobre aprendizajes relacionados con los aprendizajes de disciplinas o asignaturas (fachbezogenes Lernen), se puede también caracterizarlas como ciencias de las enseñanzas especializadas (Fachunterrichtswissenschaften).

Las didácticas específicas (Fachdidaktiken) se encuentran, sistemática y científicamente, en el campo de coincidencia entre de la ciencia de la educación, especialmente de la didáctica general, y las disciplinas científicas. A pesar de que las didácticas especiales están trenzadas con las ciencias, ellas poseen su propio campo disciplinar científico, que comprende preguntas y tareas que no son objeto de otras ciencias. En esto, las didácticas especializadas son el resultado de procesos de diferenciación en el sistema de las ciencias (Dejten, 2008, pp. 413-414).

Por ello, las didácticas específicas se muestran como ciencias y teorías de las asignaturas ricas en el ámbito inter e intradisciplinar (Arnold, 2012).

La didáctica política es una ciencia joven que se crea en las décadas de los sesenta y setenta del siglo XX, a partir de las primeras cátedras de la "Fachdidaktik der politischen Bildung" en las universidades alemanas.5

Un elemento importante en la conformación de la formación política como profesión docente es el denominado Beutelskonsens, que es un consenso mínimo de los profesores en la didáctica política que se hizo en 1976 y se caracteriza por separar la tarea profesional de los convencimientos políticos personales.

La didáctica específica no tendría que ser utilizada por los profesores para transmitir sus posiciones políticas particulares o promover procesos de adoctrinamiento político.6 El primer principio del consenso prohíbe la adoctrinación política y, simultáneamente, promueve que el estudiante emita su juicio político, de esta manera, la formación política se aleja claramente de cualquier tipo de adoctrinación. El segundo principio exige que se utilicen las herramientas y categorías de las ciencias sociales en la presentación de los hechos complejos y que los temas y las situaciones que son controversiales en el ámbito científico deban ser presentados de la misma manera en las clases. El tercer principio se relaciona con la promoción de la capacidad analítica en los estudiantes. De esta manera, el consenso de Beutel reivindica el valor de la profesionalidad de los profesores de la didáctica específica de la formación política.


La didáctica política como ciencia sinóptica

La didáctica política aparece, a diferencia de otras didácticas específicas, en una situación complicada, debido a su objeto de estudio complejo, pues en ella se entrecruzan saberes provenientes de la ciencia política, la economía, la sociología, el derecho, la filosofía moral, así como teorías provenientes de la ciencia de la educación y la psicología.

La didáctica política no es un conglomerado de ciencias, ni se reduce a ninguna de ellas. Ella posee su propio ámbito de estudio científico, que comprende problemas y tareas que no son objeto de otras ciencias.

Estamos de acuerdo con la postura de Detjen (2007), quien sostiene que la didáctica política es una ciencia sinóptica, que integra y coordina un conjunto de teorías objeto (Objekttheorien) de tipo descriptivo empíricas y de tipo normativo dirigidas a la promoción del juicio y de la acción política. Por ello, la didáctica política es una ciencia normativa dirigida a la praxis.

Detjen identifica las teorías objeto de carácter descriptivo empírico, tales como la antropología pedagógica, la teoría de la socialización, la psicología moral, la psicología del desarrollo, la teoría social, la teoría del aprendizaje, la teoría de la cognición y la teoría de la escuela, y considera que las teorías objeto de carácter normativo se encuentran en las teorías de la democracia y de la formación (figura 1).

Detjen nos ofrece un cuadro que permite visualizar cómo las teorías provenientes de las ciencias sociales se articulan con las teorías provenientes de las ciencias de la educación.

La cuestión de lo sinóptico no radica solo en afirmar que la didáctica política está compuesta por una diversidad de disciplinas y teorías, ello daría la impresión de que estaríamos en un ámbito en el que las partes se adhieren de forma aditiva y, como se sabe, las partes no hacen necesariamente el todo.

Esto plantea el problema de la integración y exige analizar el núcleo mismo de la didáctica política.

¿Dónde comienza y dónde termina el campo de estudio de la formación política?, ¿cuál es el "saber" y los "contenidos" que promueve la didáctica política? Y ¿cómo se integran en ese proceso las disciplinas y las teorías?

En los anteriores apartados se ha afirmado que la formación política tiene como meta principal promover la politische Mündigkeit, y ella se operativiza en un conjunto de competencias políticas dirigidas a promover el juicio político en los estudiantes. Ahora bien, si estos elementos nos ayudan a clarificar las metas de la formación política, aún no se logra explicar cómo se integran las disciplinas.

Massing ha elaborado una propuesta que permite comprender el ámbito sinóptico de la didáctica política; apoyado en los planteamientos teóricos de Talcott (1999) y Tomas Meyer (2003) sostiene que las sociedades solo pueden existir cuando están compuestas por cinco funciones básicas de un modo o de otro; para ello están cinco tipos de acciones sociales, es decir, cinco sistemas diferentes necesarios: economía, cultura, comunidad, derecho y política (figura 2). Ninguna de esas funciones básicas puede ser reemplazada y ninguna es consecuencia de la otra. Ellas son, en sus roles sociales, igualmente originarias y del mismo rango. Todas están en una relación de interdependencia unas con las otras (Massing, 2008, p. 193).

El modelo de Massing permite identificar cómo los conceptos base (Basískonzepte) de la didáctica política se derivan de los propios sistemas de la acción lógica del sistema. En el centro del sistema está la política, todas las demás son condiciones y resultados de la misma. Todas están en relación de dependencia y de tensión entre sí.

A partir de este modelo se puede entender el significado de "política" que se utiliza al interior del ámbito de la formación política7, "Hierbei stützt sich das Fach auf einen umfassenden Politikbegriff, der sich auf die Regelung von grundlegenden Fragen und Problemen des gesamtgesellschaftlichen Zusammenlebens bezieht" (GPJE, 2004, p. 9).

La formación política se apoya en una definición amplia de política, caracterizada por su sentido social, que está en relación con aquellas "preguntas básicas y problemas de la convivencia social general". A ella pertenecen la política, la economía, la convivencia social y el derecho.

La didáctica política utiliza la política como un concepto útil de trabajo que articula lo teórico y lo didáctico. Precisa esta noción a través de las tres dimensiones de la política: "La dimensión formal de la política (Polity)" hace referencia a la estructura del orden político, compuesto por la Constitución Política del Estado, las instituciones políticas, el funcionamiento del sistema político. "La dimensión del contenido de la política (policy)" señala las metas y tareas de la política, así como la formación de las relaciones sociales y la competencia de intereses políticos e ideológicos; aquí se describen las características que poseen los actores, sus valores, opciones ideológicas y sus metas. "La dimensión de proceso de la política (politics)" describe las acciones de los actores políticos y sus procesos formales e informales, se analizan los conflictos políticos y la formación de consensos. Tiene que ver con el análisis de la coyuntura política.

A partir de estos elementos se puede afirmar que la formación política y su didáctica no deben entenderse como un ámbito aplicativo de la ciencia política, ni como una suma aditiva de las ciencias sociales, monitoreada por la ciencia política. El ámbito de la formación política posee sus propias preguntas y tareas, a saber: ¿cómo podemos formar y regular nuestra convivencia en las sociedades y cómo esto puede hacer que la libertad sea posible para todos? (Sander, 2008, p. 9). ¿Cómo promover la politiche Mündigkeit en el sistema escolar y fuera de él? ¿Cómo se tiene que conceptualizar en la comunidad democrática el adecuado rol del ciudadano? ¿Qué conocimientos y capacidades se deben mostrar al final del proceso educativo? (WeiBeno et al., 2010).

La formación política es una ciencia sinóptica, es decir, una ciencia de la integración, que está compuesta de muchas disciplinas científicas para responder sus preguntas y problemas directrices, y que configura su propia identidad como ciencia. La ciencia política posee también este carácter sinóptico.

Detjen señala que las teorías objeto muestran que las preguntas y los problemas que dirigen la ciencia de la formación política se encuentran en "la teoría de la formación de la política". La teoría hace referencia a objetos elegidos de la ciencia didáctica, es decir, preguntas por los contenidos, las metas y las fundamentaciones de este ámbito científico.

La finalidad de la teoría de la formación política se ubica en un plano normativo y sinóptico, "weil sie sich mit dem Gesollten befasst, ist sie - und nur sie! - in der Lage, der synoptisch verfassten Politik-didaktik Richtung und Ziel vorzugeben" (Detjen, 2007, p. 420).8 Por otro lado, la diversidad de teorías empíricas dan información sobre las condiciones, los posibles efectos, los modos de procedimiento y las restricciones del proceso educativo. Pero ellas no pueden sustituir la teoría educativa y tienen que responder las preguntas normativas. Esto significa que la teoría de la educación de la política tiene un carácter constitutivo, mientras que las restantes teorías objeto cumplen funciones reguladoras y modificadoras (Dejten, 2007, p. 420).


La didáctica política y sus "conceptos base y de especialidad"

En este apartado analizamos el contenido de la didáctica política. En estos últimos diez años la discusión didáctico-política se ha dirigido a las denominadas "competencias políticas".9 Como resultado del desarrollo de las competencias de la formación política y la exigencia de promover un estándar de los contenidos de aprendizaje de esta asignatura se ha generado una discusión teórica en relación con los conceptos base (Basiskonzepte).10 Así, la pregunta ¿qué saber tienen que aprender los estudiantes en política? indica de entrada la importancia del contenido y su relación con los conceptos base y la didáctica política.

Partamos afirmando que "el saber" que promueven las clases de formación política no se reduce a un "saber fáctico de interés" (Faktenwissen von Interesse), es decir, poder nombrar los partidos políticos o las instituciones políticas, ni a un "saber especializado" propio de una disciplina científica, sino que hace alusión a un "saber conceptual" que explica cómo los estudiantes, a partir de los términos y conceptos de un campo científico, pueden construir relaciones semánticas para describir y explicar fenómenos y elaborar nuevas ideas a partir de la asignatura (Richter, 2010). Siguiendo a Massing (2008), los conceptos base se entienden como las conexiones estructuradas de conceptos, teorías y modelos, que desde la sistematización de la disciplina se forman como relevantes para describir procesos elementales y fenómenos históricos. Por tanto, los conceptos base exigen un pensar sistemático bajo la perspectiva profesional y, al mismo tiempo, del entorno de la vida.

De esta manera, los conceptos base (Basiskonzepte) son, por definición, disciplinares fachwissens-chaftlichen Konzepte), que en su aplicación poseen, ante todo, funciones didáctico específicas (Massing, 2008, p. 191).

Ahora bien, la pregunta de fondo que pretende responder la didáctica política en relación con sus Basis- und Fachkonzepte es: qué saber se debe promover en las clases de formación política, qué conceptos se deben promover primero y cuáles después. En este marco, la didáctica política como disciplina científica debe precisar los criterios para fijar los conceptos base y de especialidad.

En este punto se identifican claramente dentro del debate teórico alemán diferentes concepciones de conceptos base.

Para alcanzar un consenso de competencias políticas y determinación de los conceptos base, el estudio en equipo de los autores WeiBeno, Detjen, Juchler, Massing, Richter, que lleva por título Konzep-te der Politik - ein Kompetenzmodell (2010), ha diseñado un modelo de competencias políticas a partir de tres conceptos bases: orden (Ordnung), decisión (Entscheidung) y bien común (Gemeinwohl), que se aproximan a las tres dimensiones de la política (polity, policis, politics), pero no son idénticas.

Los conceptos base señalan algunos pocos principios centrales, es decir, paradigmas del dominio de la asignatura, ellas son las deas rectoras de una asignatura (figura 3).

Los conceptos base están compuestos por conceptos de especialidad que describen los elementos relevantes de la política. Se tienen que concretar aquí, entonces, los conceptos de especialidad, los cuales representan el orden y la organización política de modo básico, que se elige a partir de criterios didácticos. Esta constituye una posibilidad de estructuración del saber de la asignatura de formación política.

Una vez presentados los rasgos básicos de la didáctica política, pasamos a abordar el último punto.


Los campos de trabajo de la didáctica política como ciencia

Un elemento importante de la formación política como ámbito científico constituye los campos de trabajo e investigación.

Los campos de trabajo científico de la didáctica política se estructuran en tres niveles, a saber: a) nivel de las metas y la explicación de los contenidos, b) nivel de la investigación de enseñanza aprendizaje, y c) el nivel de la organización de los procesos de aprendizaje.

El primer nivel realiza estudios de carácter teórico e histórico sobre las metas generales y los contenidos de la formación política y sus implicaciones normativas. Las preguntas que se desprenden de este nivel son: ¿con qué metas e intenciones se dirige el proceso de formación política y cómo se fundamenta la misma? ¿Qué se enseña y qué se tiene que aprender en la formación política?

El segundo nivel se concentra en la investigación de la enseñanza-aprendizaje, en este nivel se colocan las preguntas en relación con el sujeto. A partir de las investigaciones empíricas cuantitativas y cualitativas, se pretende explicar el proceso de aprendizaje de los estudiantes y sus implicaciones.

El tercer nivel investiga la organización de los procesos de aprendizaje, sus preguntas giran en torno a la elección de los métodos y medios, así como las formas de interacción que se realizan en las clases (Sander, 2007, pp. 27-31; WeiBeno et al., 2010, pp. 36-39).

Después de haber caracterizado los campos de trabajo de la didáctica política, pasamos a presentar los resultados de las investigaciones cuantitativas y cualitativas de la formación política en Alemania.

Peter Henkenborg señala que las investigaciones cualitativas dentro el ámbito de la formación política se estructuran en tres direcciones: 1) investigaciones sobre tipos de aprendizaje y didáctica de aprendizaje, 2) reconstrucción interpretativa de clases y 3) investigaciones sobre el conocimiento de la profesión de los profesores de política (Henkenborg, 2007, p. 49).

Su estudio sobre las investigaciones empíricas de la formación política en Alemania muestra los siguientes resultados:

a) Contribución de las investigaciones empíricas para la descripción de las clases diarias de política. Las investigaciones cuantitativas se han concentrado en estudiar las deficiencias en la capacidad del juicio político y las tendencias de moralización en las clases, así como las falencias y limitaciones que poseen los estudiantes en relación con conocimientos relacionados con la cultura democrática. Se realizaron estudios comparativos a nivel internacional a través de indicadores.

A nivel cualitativo las investigaciones en las clases de política se concentraron en cinco líneas:

1) tipos de aprendizaje y didáctica del aprendizaje; 2) deficiencia de la profesionalización docente, 3) los problemas de las clases de política no política; 4) diferencia de interpretación entre sexos, y 5) el saber de la profesión.

b) Contribución de las investigaciones empíricas a la teoría de la formación política. A través de las investigaciones cualitativas de las clases de política cotidiana se ha desarrollado una teoría de la formación política que se ocupa de estudiar la evolución de la didáctica de la especialidad, los ejes de estudio son: 1) la profesionalidad y la formación de competencias hermenéuticas, que tiene que ver con preguntas por el contenido y la adquisición de competencias de los profesores; 2) las perspectivas de apropiación de los estudiantes, aquí se focalizan las didácticas de aprendizaje de los estudiantes; 3) el paradigma categorial y el núcleo de la asignatura, aquí se estudian las preguntas categoriales escolares como estructuras cognitivas de aprendizaje, y 4) el desarrollo de la capacidad del juicio político.

c) Contribución de las investigaciones empíricas para la mejora de las clases y la formación docente. Henkenborg sostiene que las investigaciones realizadas hasta el momento, tales como las descripciones de las clases de política diaria constituyen un potencial para utilizar como material de formación docente para el mejoramiento de las clases. Los futuros profesores y profesoras pueden reflexionar sobre su propia práctica docente, pueden desarrollar presentaciones y propuestas de mejora.

El balance de los estudios empíricos sobre la didáctica política muestra que no se han introducido nuevos enfoques en el desarrollo de concepciones de didáctica específica, y que la didáctica política presenta deficiencias en cuanto no ha logrado una normalización como disciplina investigativa (Hekenborg, 2007, p. 58).


Balance e implicaciones

El estudio mostró que la formación política en Alemania se aborda como un ámbito científico que posee su objeto de estudio, esta pretende promover la politische Mündigkeit (autonomía política), es decir, que cada estudiante sea capaz de desarrollar su propio juicio político, tomar sus propias decisiones y desarrollar su acción responsable dentro de la sociedad democrática. La meta última de la formación política es promover la convivencia ciudadana dentro de la sociedad, ello pone de manifiesto que se defiende una concepción de ciudadanía democrática crítica.

Actualmente, la formación política es una disciplina que se ubica al interior de la pedagogía y se estudia como una carrera dentro de la formación docente en las universidades alemanas. El análisis de la didáctica política recoge el debate teórico que da cuenta del carácter constitutivo que posee este ámbito científico, apuntando a su naturaleza sinóptica y su relación con los conceptos base y de especialidad. La formación política no debe ser utilizada por los profesores para transmitir sus posiciones políticas particulares o promover procesos de adoctrinamiento político.

Mirando con distancia, se puede afirmar que la formación política es una disciplina científica que resulta de los problemas y desafíos que posee Alemania; de esta manera, la formación política responde a procesos de formación de la autonomía y de competencias democráticas que son útiles para vivir en sociedades complejas y globales.

La formación política se concentra en el desarrollo cognitivo del juicio político. Este elemento, aunque es importante, no es suficiente; es necesario también promover competencias políticas relacionadas con lo social y lo intercultural.

Pensando desde América Latina, donde se ha descuidado el estudio de la formación ciudadana como disciplina en los centros de formación docente,11 reduciéndola —en muchos casos— solo a contenidos de la clásica educación cívica o de derecho, la filosofía política o la historia de la política. La formación política, pensada desde nuestro contexto histórico, social, político, económico y cultural, abriría posibilidades para analizar sistemáticamente, desde el punto de vista teórico, didáctico y metodológico, el proceso de formación ciudadana.


2 La noción de Politische Bildung, que se traduce como "formación política", es equivalente en lengua anglosajona y española a la noción de formación ciudadana. Véase el estudio de F. K. Koopmann (2007).

3 Para una descripción histórica de la evolución de la formación política en Alemania véanse Detjen (2007) y Hellmuth y Klepp (2010). Actualmente, Alemania posee una infraestructura institucional y académica en relación con la promoción de la formación política, ella denota una asignatura escolar y un ámbito interdisciplinar especializado dentro la formación docente, conocido como didáctica política de la formación política (Wissenschaftliches Gebiet).

4 Por juicio se entiende aquel enunciado que realiza un individuo para describir personas, cosas o situaciones, o calificar un característica o varias que ellas poseen. Existen dos tipos de juicios, los juicios analíticos o juicios de las cosas (Sachurteile) y los juicios normativos conocidos también como juicios de valor (Werturteile). Los juicios analíticos hacen referencia a aquellos enunciados que describen los hechos, extraen consecuencias y desarrollan interpretaciones que pueden ser constatadas empíricamente. Los juicios analíticos políticos se efectúan o hacen interpretaciones sobre sucesos, preguntas, problemas o conflictos de la política pública, de la economía y de la sociedad. Los juicios normativos se caracterizan por juzgar los acontecimientos, las preguntas, los problemas y conflictos desde un punto de vista moral-ético, por ello son juicios normativos o prescriptivos. Debe afirmarse que los juicios políticos están articulados frecuentemente a juicios analíticos y juicios normativos.

5 Karl-Heinz Arnold (2012) sostiene que la didáctica general y las didácticas específicas tienen en la formación académica de profesores de Alemania un estatus muy importante. Wolfgang Sander muestra que la evolución de la didáctica política en Alemania entre los años setenta y ochenta del siglo XX promovió "una infraestructura científica", es decir, se escribieron revistas científicas, manuales y se promovió una cultura de seminarios, desarrollándose doctorados y habilitaciones en la formación política. Aquí debe destacarse el instituto para la didáctica de las Ciencias Sociales en la Universidad de GieBen (Sander, 2008).

6 Para una comprensión de adoctrinación, véanse Revoul (1979) y SchluB (2007).

7 Uno de los temas centrales de la formación política se ha enfocado en analizar "la noción política", debido a que el adjetivo "político" subraya el carácter específico de este aprendizaje. Los resultados de este debate han mostrado que el término político es una noción no unívoca, es decir, que posee diferentes y contradictorios significados al interior de la misma ciencia política. Esto ha hecho que los teóricos de la formación política se pregunten y analicen qué significación de política se requiere para el ámbito de la formación política. Véase Massing (2004).

8 "Porque ella se ocupa de lo debido, es ella —y solo ella— en la situación, la que tiene que fijar la dirección y la meta de la constituida didáctica política sinóptica" (traducción propia).

9 El documento publicado por la Gesellschaft für Politikdidaktik und politische Jugend und Erwachsenenbildung (GPJE) con el título: "Anforderungen an Nationale Bildungs-standards für den Fachunterricht in der politischen Bildung an Schulen. Ein Entwurf (2004)" constituye el punto de partida dentro de la didáctica política para pensar el aprendizaje político en el ámbito de competencias y su respectivo estándar. Se sostiene que la adquisición de competencias en los aprendices ayuda a superar los problemas de acción en una sociedad plural y en permanente transformación. Los teóricos de la didáctica política sostienen que la orientación de los aprendizajes de los estudiantes en competencias exige un estándar de educación que tome en cuenta no solo las competencias que se deben desarrollar, sino también en qué grados escolares se deben alcanzar. A partir de este trasfondo, los estudios recientes en materia de política didáctica se han dirigido a desarrollar un modelo de competencias (WeiBeno et al., 2010).

10 Entre los principales teóricos de la didáctica política que se han ocupado de problematizar y fundamentar esta cuestión se encuentran Wolgang Sander (2008, 2010), Peter Massing (2008, 2011), Georg WeiBeno (2008) y un aporte de un equipo de trabajo de los autores George WeiBeno, Joachim Detjen, Ingo Juchler, Peter Massing y Dagmar Richter (2010) y Thomas Goll (2011).

11 Véase Cox, Jaramillo y Reimers (2005) y Schulz, Ainley, Firedman y Lietz (2011).



Referencias

Arnold, K. H. y RoBa, A. E. (2012). Grundlagen der Allgemeinen Didaktik und Fachdidaktiken. En Kampshoff, M. y Wiepcke, C. (eds.). Handbuch Geschlechterforschung und Fachdidaktik (pp. 11-23). Berlin: Springer Verlag.

Cox, C., Jaramillo, R. y Raimers, F. (2005). Educar para la ciudadanía y la democracia en las Américas. Una agenda para la acción. BID. Recuperado de http://www.educadem.oas.org/documentos/getdocument.pdf

Detjen, J. (ed.) (2007). Politische Bildung. Geschichte und Gegenwart in Deutschland. München/Wien: R. Oldenburg Verlag.

Detjen, J. (2011). Basis- und Fachkonzepte der politischen Bildung. Ein Kommentar zu Wolfgang Sanders Thesen. En Goll, T. (ed.). Politikdidaktische Basis - und Fachkonzepte (pp. 44-48). Schwalbach: Wochenschau Verlag.

Detjen, J. (2013). Politikkompetenz. Urteilsfähigkeit. Schwalbach/Ts: Wochenschau Verlag.

Deutel, W. (1996). Schule als Ortder politischen Bildung. Dissertation zur Erlangung des akademischen Grades Doktor Philosophie, Universitát Jena.

GPJE (Gesellschaft für Politikdidaktik und politische Jugend- und Erwachsenenbildung) (2004). Anforderungen an Nationale Bildungsstandards für den Fachunterricht in der Politischen Bildung an Schulen. Ein Entwurf. Schwalbach/Ts.: Wochenschau Verlag.

Goll, T. (ed.) (2011). Politikdidaktische Basis - und Fachkonzepte. Schwalbach: Wochenschau Verlag.

Hellmuth, T. y Klepp, C. (2010). Politische Bildung. Geschichte. Modelle. Praxisbeispiele. Wien/Kõln: Bõhlau Verlag.

Henkenborg, P. (2007). Empirische Forschung zur politischen Bildung - Methoden und Ergebnisse. En Sander, W. (ed.). Handbuch politische Bildung (pp. 48-61). Schwalbach/St.: Wochenschau Verlag.

Henkenborg, P. (2008). Kategoriale Bildung und Kompetenzorientierte politische Bildung. En WeiBeno, G. (ed.). Politikkompetenz. Was Unterrichtzu leisten hat. (pp. 213-230). Bonn: Bundeszentrale für politiche Bildung.

Kant, I. (1975). Beantwortung der Frage: Was ist Aufklárung. En Zehbe, J. (ed.). Immanuel Kant. Was ist Aufklárung. Aufsátze zur Geschichte und Philosophie (pp. 55-61). Gõttingen: Vandenhoeck & Ruprecht.

Klafki,W. (1991). Neue Studien zur Bildungstheorie und Didaktik. ZeitgemäBe Allgemeinbildung und kritisch-kons-truktive Didaktik, 2, erweiterte Aufl. Weinheim und Basel: Beltz.

Koopmann, F. K. (2007). Politische Bildung in den USA. En Sander, W. (ed.). Handbuch politische Bildung (pp. 652-668). Bonn: Bundeszentrale für politische Bildung.

Kremb, K. (2010). Kompaktwissen Politikdidaktik. Kategorien. Konzeptionen. Kompetenzen. Schwalbach T/s.: Wochenschau Verlag.

Kühberger, C. (2010). Zur Genese und Konzeption des österreichischen Kompetenzmodells für die politische Bildung. Wochenschau Sek. I + II: Kompetenzen im Politikunterricht. Politik und Wirtschaft unterrichten Wochenschau. Noviembre, 44-56.

Lange, D. (2007). Politik - Sinn - Bildung. Das Bürgerbewusstsein als Diagnose- und Planungsinstrument, Polis, 2, 7-9.

Lange, D. (2008a). Kernkonzepte des Bürgerbewusstseins. Grundzüge einer Lerntheorie der politischen Bildung. En WeiBeno, G. (ed.). Politikkompetenz. Was Unterrichtzu leisten hat (245-258). Bonn: Bundeszentrale für politiche Bildung.

Lange, D. (2008b). Bürgerbewusstsein. Sinnbilder und Sinnbildungen in der Politischen Bildung, Politische Didaktik. Gesellschaft - Wirtschaft - Politik (GWP). Heft, 3, 431-439.

Lösch, B. y Thimmel, A. (2010). Einleitung. En Lösch, B. y Thimmel, A. (eds.). Kritische politische Bildung. Ein Handbuch (pp. 7-10). Schwalbach: Wochenschau Verlag.

Massing, P. (2004). Der Kern der politischen Bildung?. En Breit, G. y Schiele, S. (ed.). Demokratie braucht politische Bildung (pp. 81-98). Schwalbach/Ts.: Wochenschau Verlag.

Massing, P. (2007). Die Infrastruktur der politischen Bildung in der Bundesrepublik Deutschland - Fächer, Institutionen, Verbände, Träger. En Sander, W. (ed.). Handbuch politische Bildung (pp. 62-78). Bonn: Bundeszentrale für politische Bildung.

Massing, P. (2008). Basiskonzepte für die politische Bildung. En WeiBeno, G. (ed.). Politikkompetenz. Was Unterricht zu leisten hat (pp. 185-198). Bonn: Bundeszentrale für politiche Bildung.

Massing, P. (2011). Basis- und Fachkonzepte zwischen "Fachlichkeit und Interdisziplinaritát". En Goll, T. (ed.). Politikdidaktische Basis - und Fachkonzepte (pp. 56-70). Schwalbach/Ts.: Wochenschau Verlag.

May, M. (2010). Planung kompetenzorientierten Politikunterrichts. Auswirkungen eines aktuellen Paradigmas auf sozialwissenschaftliche Bildungsprozesse, Wochenschau Sek. I + II: Kompetenzen im Politikunterricht. Politik und Wirtschaft unterrichten Wochenschau, Noviembre, 74-87.

Meyer, T. (2003). Die Bürgerolle: Citizenship. En Meyer, T. Was ist Politik? (pp. 165-170). Opladen: Leske + Budrich.

Mickel, W. (2007). Politische Bildung in der Europäischen Union. En Sander, W. (ed.). Handbuch politische Bildung (pp. 635-651). Bonn: Bundeszentrale für politische Bildung.

Richter, D. (2010). Basis- und Fachkonzepte der Politik. Ein konsensuell erarbeitetes Kompetenzmodell, Wochenschau Sek. I + II: Kompetenzen im Politikunterricht. Politik und Wírtschaft unterrichten Wochenschau, Noviembre, 58-69.

Sander, W. (2007). Theorie der politischen Bildung: Geschichte - didaktische Konzeptionen - aktuelle Tendenzen und Probleme. En Sander, W. (ed.). Handbuch politische Bildung (pp. 13-47). Bonn: Bundeszentrale für politische Bildung.

Sander, W. (2008). Politische Bildung als Gegenstand der Wissenschaft. En Politikentdecken -Freiheit leben (pp. 15-42). Schwalbach: Wochenschau Verlag.

Sander, W. (2010). Basiskonzepte. Grundlagen und Konsequenzen für Politikunterricht, Wochenschau Sek. I + II: Kompetenzen im Politikunterricht. Politik und Wirtschaft unterrichten Wochenschau, Noviembre, 34-43.

Sander, W. (2011). Konzepte und Kategorien in der politischen Bildung. En Goll, T. (ed.). Politikdidaktische Basis-und Fachkonzepte (pp. 32-43). Schwalbach/St.: Wochenschau Verlag.

Schiele, S. (2005). Brennende Fragen politischer Bildung. En Massig, P. y Roy, K. B. (ed.). Politik. Politische Bildung. Demokratie (pp. 137-147). Schwalbach /Ts: Wochenschau Verlag.

SchluB, H. (ed.) (2007). Indoktrination und Erziehung. Aspekte der Rückseite der Pádagogik. Wiesbaden:VS Verlag.

Schulz, W., Ainley, J., Firedman, T. y Lietz, P. (2011). Informe latinoamericano del ICCS 2009. Actitudes y conocimientos cívicos de estudiantes de secundaria en seis países de América Latina. IEA. Recuperado de http://www.iea.nl/fileadmin/user_upload/Publications/Electronic_versions/ICCS_2009_Latin_American_Report_Spanish.pdf

Steffens, G. (2010). Braucht kritisch-emanzipatorische politische Bildung heute eine Neubegründung? Politische Bildung zwischen Selbstgenügsamkeit und Globalisierungskrise. En Lösch, B. y Thimmel, A. (ed.). Kritische politische Bildung. Ein Handbuch (pp. 25-36). Schwalbach /Ts.: Wochenschau Verlag.

Talcott, P. (1999). El sistema social. Madrid: Alianza Editorial.

Terhart, E. (2011). Erziehungswissenschaft und Fachdidaktik. En Goll, T. (ed.). Politikdidaktische Basis - und Fachkonzepte (pp.13-29). Schwalbach/St.: Wochenschau Verlag.

WeiBeno, G. (2008). Politikkompetenz. Neue Aufgaben für Theorie und Praxis. En Politikkompetenz. Was Unterricht zu leisten hat (pp. 11-20). Bonn: Bundeszentrale für politiche Bildung.

WeiBeno, G., Detjen, J., Juchler, I., Massing, P. y Richter, D. (2010). Konzepte der Politik - ein Kompetenzmodell. Bonn: Bundeszentrale für politiche Bildung.


Inicio





Indexada en: ISI - SciELO Citation Index, SciELORedalycHINARIPublindex (B), EBSCO-Fuente Académica, Ulrich's, Google AcadémicoDialnetCLASELatindexBiblioteca Digital OEIProQuest - Education Journals, ISI Web of Science

Correo electrónico: educacion.educadores@unisabana.edu.co
Canje: canje.biblioteca@unisabana.edu.co